martes, 28 de diciembre de 2010

Mucha tropa riendo en las calles





Accionando la hermenéutica que nos corresponde como seres partícipes del contexto en el cual nos situamos, desenvolvemos y desarrollamos, es inevitable no gestar un intento leve de reflexión sobre los hechos ocurridos recientemente en nuestro país.
El crecimiento del producto bruto interno que supera el 9% para el año 2010 tiene consonancia en una duplicación del PBI logrado en el período 2003-2010.


El aumento constante y creciente del consumo es un rasgo propio de éste gobierno nacional, sumado a una asignación universal que corta como un flechazo la desigualdad estructural al nacer, logrando incursionar sobre la misma medida un pack de batalla cultural con obligación a la asistencia escolar para recibir el beneficio. Con esto la desigualdad Argentina se remontó 36 años atrás, logrando el índice de desigualdad de 1974.


La clase media por su parte pocas veces tuvo un crecimiento personal como en éstos últimos 7 años. Ni que hablar de los exportadores de materias primas o la colosal muralla indispuesta a coparticipar tan sólo condimentos de su infernal plato principal, como lo es la UIA.


Manteniendo ésta línea, la organización de los trabajadores se solidificó cada vez más, siendo un eslabón con una importancia que por lo menos amerita en la obligación de sentarse en la mesa para plantear ciertos planes futuros.


Pos muerte de Néstor los medios parecieran haber desentrañado a la juventud como un factor en principio difícil de corromper e inclinado fielmente y en gran parte a éste modelo. Bien saben los que no necesitan del abal legítimo de las empresas privadas que el tema de la juventud nació hace ya tiempo con la misma fuerza con la que se llevaban a cabo medidas extraordinarias de disputas de dominios de poder, como es el caso que irrumpe con la 125.


Todo éste viento vigoroso y entusiasta es el que rige una política gubernamental que se enlaza en los principios atípicos de no represión, en reemplazo del diálogo profundo para sacar a flote problemas circunstanciales o estructurales. Éste es un gran punto. Siempre es más fácil una represión que una búsqueda para lograr el bienestar efectivo del ciudadano o persona que desee habitar el suelo argentino. En ésta última hace falta dedicación, esmero, constancia y sobre todo un proyecto político que tenga una finalidad, como lo es la incipiente redistribución de la riqueza en éste gobierno. Pero para eso hay que pelearse. No existe el consenso cuando éste último significa mantener el statu-quo.


La pelea que lleva a una mejor situación social, educacional, hospitalaria y económica de la sociedad es la que enfrenta éste gobierno cuando encamina la disputa por la repartición de las ganancias o el beneficio para los desposeídos y olvidados de siempre.


Ésa disputa trae consigo una modificación en las relaciones laborales y sociales, logrando cambios en la organización y posibilidades de cada persona que desee habitar el suelo liberado por San martín soñando con una patria grande.
Ésta adquisición de derechos a la vez genera una confrontación mayor sobre los intereses que hay en disputa. Mientras más gente piense, mayor masa crítica va a indagar sobre cuáles son en definitiva las razones por las que unas personas tienen bastante más dinero y comodidades que otras.


Parecido a la década del 60 y 70, de donde vienen los pocos sobrevivientes que anhelaban ésa patria grande y hoy están encolumnados en éste proyecto político nacional que se desborda en una imagen militante regional y se propaga con el accionar en bloque y el repudio hacia intentos destituyentes sin aceptación mayoritaria popular.


Éstos intentos profundos de cambio propuestas bajo una regionalización de pensamiento compartido dictada desde la Unasur hace que los sectores reaccionarios que ya han hecho demasiado mal a éstas tierras se pongan de acuerdo para presionar sobre la legitimidad y el deseo de las mayorías.


La xenofobia se viste de gobierno elitista y trae consigo recuerdos bastante delicados como las propuestas que formaron el país en 1880 cuyo principio fundante fue la inmigración anglosajona como regla insustituible para lograr el progreso eurocentrista en desmendro de la aniquilación voraz de los reales poseedores de éstas tierras.


Parece ser que la historia no es tan azarosa, como tampoco lineal, pero deja traslucir una tendencia mayoritaria reflejada en los discursos de Ernesto Guevara haciendo alusión a “la hora de los pueblos sometidos”.


La disputa de saber y de conciencia va a seguir siendo muy dura, pero de algo estamos seguros. La patria grande no es un proyecto de diez personas al mejor estilo 1880, es un deseo llevado en la esencia de toda América latina.






Leandro Basanta

martes, 7 de diciembre de 2010

Delicadeza






Muchas son las preguntas que en jóvenes reflexiones nos animamos a formular, esperando justamente no encontrar respuestas rápidas, que son tal vez indicios de contestaciones vacías sin un sustento teórico firme que nos sacie las expectativas.
Algunos románticos sobrevivientes en pueblos perdidos, en corazones de ciudades asfálticas o en la barra de un bar que decanta mística por sólo tener acumulado en sus vasos el peso de los años y el murmullo de pequeñas historias, suelen tener en mente, a veces, detalles de vida, que denominan delicadezas.



Éstas delicadezas se producen y son patentes concretas de las relaciones sociales que se desarrollan en los individuos, en los agentes sociales, haciendo uso de su reflexión y observando que son un producto de la historia, como así también un tamiz que la reformula y la da a conocer de nuevas formas, con leves matices que se van untando en el recorrido de las mismas.


Hoy fue un día más, un día como cualquier otro, donde la delicadeza nos obsequió un ejemplo más a la hora de definirse como el producto social de una acción mesurada, calculada, pero a la vez espontánea y con cierta altura, lo que genera de la persona quien la emana el hacernos ver una entereza propia de las condiciones que supo absorber a lo largo de su vida, en consonancia con un aprendizaje determinado.


De mirada sencilla pero focalizando a su víctima, hoy al mediodía, en medio de la presentación en puerto madero del nuevo yacimiento de gas ubicado en la provincia de Neuquén, nuestra presidenta de la nación mostró una vez más el eje que vincula a su personalidad con sus convicciones. Su andar firme y contundente es para aplaudir.


En medio de la presentación y habiendo llegado tarde el jefe de gobierno de la zona norte de la ciudad, Cristina Fernández dejó omitir desde sus cuerdas vocales, en precipitación hacia su boca y dejando ser a las palabras los medios o herramientas para explayar sus ideas, un saludo dirigido a ésta persona con mucha clase, que encierra a su vez pensamientos políticos de hilado fino, disputas de poder pertenecientes a modelos muy distantes entre sí, que sin embargo colisionaban ferozmente en un mismo recinto.


Lo saludó para que no ande diciendo luego que la señora de enfrente no le dirige la palabra. Lo saludó para hacerle saber que éste proyecto es de conducción nacional. Lo saludó para que reconozca la reconversión de posiciones: No estamos en la empresa de papá, en éste recinto las jerarquías son otras. Lo saludó sin más que decir para que sepa que éste modelo cuya estructura vertebral son los trabajadores y la juventud, no va a dejar ningún terreno libre para los ociosos de siempre, acostumbrados a difamar al más desprotegido, teniendo el hábito de sacarse fotos con los más humildes, para hacer uso de ellos, no para cambiar su tremenda realidad.


El recinto sin embargo mostró un detalle más de éste modelo de izquierdistas y zurdazos; las relaciones típicas de producción empresarial patrón despectivo- empleado obediente y sometido no se cumplen en el área de la política.


Cuánta furia para Mauricio, cuantas flores para la delicadeza personalizada en ella que gesta el cambio.



Leandro Basanta

martes, 23 de noviembre de 2010

Revisionismo casero

Hay algunos hechos o cosas que a uno le enseñan de chico, tal vez en la escuela o en otro lado, que uno nunca logra comprender. Y tampoco que se esfuerza por hacerlo en algunos casos; "seguramente porque soy chico no logro comprenderlo, de mas grande podré". Es la respuesta que usualmente encontraba ante mis inquietudes no respondidas.

Pero cada tanto, en algunas ocasiones regresan esas inquietudes. Y justamente con la designación de este nuevo feriado, el día de la Soberanía Nacional, se me dio por preguntarme ¿Cómo reivindicar al "tirano" de Rosas en esta ocasión? Un tipo tan sanguinario y autoritario como el, que tenga tamaño homenaje, no me cerraba.

No es que yo piense eso de Rosas, pero son preconceptos que uno tiene grabados por diversas cosas y nunca ha razonado el motivo.

Entonces me pregunté ¿Por qué es la figura histórica más despreciada en la historia argentina (la que me enseñaron en la escuela por lo menos), cuando tiene en su haber este tipo de hazañas?

Evidentemente esta pregunta me remitió a repasar quién nos contó esto.
Casualmente la historia que nos enseñan en la escuela es la escrita por la familia Mitre.

Y si, claaaro. Destacar la hazaña de la Vuelta de Obligado para la familia Mitre, sería como que Clarín esté a favor de la estatización de las AFJP.

Después de esto logré entender por qué no se dice que Roca era un sanguinario, a pesar de haber matado a cientos de miles de aborígenes, o que el mismísimo Bartolomé Mitre(padre) no lo sea habiendo estado al mando del ejército de la Triple Alianza, el cual exterminó al pueblo hermano paraguayo en aquella nefasta guerra sin sentido, concediéndole los deseos a los librecambistas, que perseguían su meta basada en "Divide y reinarás".

Por otro lado, esta guerra, nos trajo la gran epidemia de la fiebre amarilla a Buenos Aires, la cual se llevó a un tercio de los habitantes de la misma y nos dejó una ciudad dividida según nivel social. Al Sur, los que no tuvieron los medios para irse de la zona de riesgo, y al Norte, la oligarquía que abandonaba sus mansiones del Sur para refugiarse en sus quintas del Norte (de cuales sus casas-quinta no tenían nada que envidiarle a las abandonadas en la ciudad).

Ya para ir terminando, había otra cosa que no lograba comprender, o no me terminaba de cerrar, teniendo en cuenta el concepto que anteriormente tenia de Rosas. Que es lo siguiente:

¿Cómo podía ser que "El padre de la Patria", Don José de San Martín, el prócer máximo de nuestro país y uno de los grandes patriotas de Latinoamérica, aquel que dijo: "el general San Martín jamás desenvainará su espada para derramar sangre de hermanos"; esta persona exponencialmente grata, le haya regalado su sable al conocido "Restaurador de las leyes" con la siguiente frase en la cláusula 3ra de su testamento: "El sable que me ha acompañado en toda la guerra de la Independencia de la América del Sur le será entregado al General de la República Argentina, Don Juan Manuel de Rosas, como una prueba de la satisfacción que como argentino he tenido al ver la firmeza con que ha sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que tentaban de humillarla.”?


Después de esto... ya se de qué lado estoy.

¿Cómo fue que empezó todo esto?

Ahh ya me acorde, porque la Presidenta de la Nación decretó feriado nacional el 20 de noviembre para recordar y revalorizar esta parte de la historia argentina olvidada, ya estamos en condiciones de decir, intencionalmente.


GRACIAS CRISTINA!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

En busca de la juventud perdida

¿Quién no ha escuchado en el seno de su familia decir que la juventud está perdida? Ni hablar en los medios.
Uno tal vez no lo creia de esa manera. O por ahí si. Que se yo.
Cuando escuchaba esa frase y miraba a mi alrededor, no la lograba entender.

¿Perdida? ¿Estoy perdido? ¿Mis amigos estan perdidos?

¿Como puede ser?
Voy a la facultad, no me va tan mal, hago deporte, a veces leo, lavo los platos otras veces. Qué se yo...alguna que otra vez, me paso de rosca con el alcohol en las salidas, pero no creo que sea por eso que estemos perdidos. Mis amigos masomenos andan en la misma.

¿Por qué dicen eso de la juventud? ¿Con qué argumentos?
Claro, viendo la tele, donde todo puede pasar.

No avancemos más. Aclaremos qué es estar perdido.
El diccionario me dice que es cuando alguien no tiene o no lleva un destino determinado.

¡Ahora si! Ahora si que entiendo a qué se referían. Pero ¿eran concientes que se referian a ello?
No lo se. Lo que si se es que los medios siempre se ocuparon de extraviar a la juventud. Y mas que mostrar su aparente "perdición", se ocuparon de silenciarla.

Bueno bueno, ya estoy redundando en un tema muy conocido por todos. Pero debo mencionarlos aunque sea en estas minimas lineas para darle introducción al cometido de esta nota.
Esta intención de los medios se pudo concretar y logró convencer a los jóvenes de que estan perdidos(aunque no sepan por qué) y que su lugar no era la politica sino que era la rebeldia inutil, la rebeldia porque si, en fin, una aparente rebeldia tonta e inofensiva.
Una vez lei una frase de Allende que decía: 
Ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica.
Los medios y la coyuntura hicieron que el ser revolucionario, subversivo, insurgente sea expresado en justamente lo opuesto a lo que se venia dando.

"Soy rebelde porque no me importa la política, porque los políticos son todos putos. A mi lo unico que me importa es el Rock & Roll."

Podríamos identificar de esta manera el sentimiento común de los jóvenes y adolescentes de los noventa. Que por otro lado, los medios incentivaban a que así sea.

Hasta que apareció otra voz.

Otra voz que decía que ese discurso de los medios es mentira. Que la juventud no está perdida, que la juventud nunca estuvo perdida (tal vez desorientada). Y le dio sus motivos para inquietarse. Para cambiar sus medios de revolución.

Esa voz que en su discurso de asunción dijo:
Por mandato popular, por comprensión histórica y por decisión política, ésta es la oportunidad de la transformación, del cambio cultural y moral que demanda la hora. Cambio es el nombre del futuro.
Y no solo dijo esto, sino que se puso en acción para que así sea. Desde ese momento hasta su muerte se preocupó porque así sea.

¿De qué manera?

Interpelando a la juventud desde las primeras medidas.
Por ejemplo todo lo concerniente a los juicios a los militares.
Está bien, cometieron delitos y hay que enjuiciarlos, pero vayamos mas allá.

¿Qué pasó en esa época?

Era necesario saberlo. ¿No se sabía? Y... algo se sabía, el que queria enterarse se enteraba. ¿Cuantos querían enterarse? ¿Por qué no eran muchos?
Que se yo. Pero el hiso que nos interese. Nos sacó el miedo.

¿Cómo nos sacó el miedo? Un poco puede ser porque se paró en frente de los militares en Campo de Mayo y les dijo "No les tengo miedo". Otro poco puede ser porque mando a descolgar los cuadros de los genocidas. Pero lo principal fue que le dio al estado el papel que nunca se lo tendrían que haber quitado.

Pero ¿por qué a los jóvenes nos interesó tanto esta política de derechos humanos con la consigna de "Ni olvido ni perdón"?
Justamente porque nos enseñó que lo que desvastaron los genocidas fue una generación de jóvenes, (como vos, como yo) que buscaban un mundo mejor, y que es lo que nosotros tenemos que buscar ahora para no seguir gobernados por "politicos"(como se hacían llamar en los '90 los empleados de las multinacionales), además de que debíamos retomar los valores de ellos, el de solidaridad, compañerismo, para terminar con el individualismo egoísta y poder pensarnos como un colectivo.

Una vez escuché que alguien dijo que él gobernaba con el libro de historia abierto. Cuánta razon tiene el que lo dijo. Pero no el libro que nosotros conocemos, el de la historia oficial de la familia Mitre. Sino que agarró el de los revisionistas, los que se preguntan por qué Roca fue un prócer, por qué Mitre y por qué Rosas lo tildan de sanguinario. Hay algo que no cerraba.

Nosotros que bien frescos estamos de estos temas, tanto por la secundaria o por la universidad, rescató los momentos de la historia y los líderes para resaltar los valores necesarios para ese cambio cultural y moral que el proponía.
Demostrandonos lo importante que era la unión latinoamericana y lo importante y valioso que es sentirnos ARGENTINOS.

Y así podríamos seguir un buen rato mencionando las ocasiones en que nos hizo pensar qué es la política y si es tan rebelde o canchero no interesarse en este instrumento tan poderoso y fabuloso para transformar la realidad.
El 27 de octubre fui a la Plaza a despedirlo y me vino una sentimiento medio tristón por lo que vi ahí.
Porque en esa plaza, yo encontré a la juventud perdida.

La que él orientó.

jueves, 28 de octubre de 2010

Que nadie nos cuente quién fue Néstor


Me opongo totalmente a siquiera intentar leer lo que los mentirosos y cobardes jefes opositores salen a decir en un contexto oportunista como ellos mismos lo saben concebir.
Me opongo totalmente tan sólo leer los relatos dispersos de significados y valores que intentar publicar los evasores al modelo nacional que Néstor supo encabezar como uno de los dos cerebros de ésta fantástica gestión.
No quiero escuchar a ninguna Victoria Donda y a ningún Pino solanas dando el pésame absurdo del protocolo-tipo al mejor estilo Bergoglio, tan sólo a metros donde velan al líder máximo del siglo XXI.
De la misma manera, me niego con fuerte sentido y actitud desafiante a todo lo que me intente contar la derecha seria de buenos modales, la baires buenos aires, que sale a festejar con burbujas por el costado oscuro desde donde sólo ellos saben construir.
Insisto en no querer escuchar de uno u otro lado que me quieran contar los logros de ésta colosal figura. Parece ser que a los muertos se los pone en un eje elevado de ciertos metros desde donde se les quitan las impurezas cometidas en vida y pasan a ser intocables, meros recuerdos positivos y fotos sonrientes desde donde saben estar ubicados para ésa gente. A eso me niego también. Y me niego sobretodo porque quien escribe como tantos de la jp supimos valorarlo en vida, sus logros, su figura, su fuerza, sus ganas, su voluntad de acero incorrompible.
No necesité de su muerte para concientizarme de todo lo hecho, de los juicios a los genocidas por la desaparición de 30.000 compañeros pensantes, de generar 4 millones de puestos de trabajo, de lograr un modelo de inclusión donde el trabajador volvió a recuperar esa dignidad que tantos remarcan en las caras y comentarios de la plaza de mayo por éstas horas.
No necesité leer una tapa de diario para saber quién nos está dejando físicamente. Me bastó tan sólo con ir escuchando a lo largo de todo éste tiempo las palabras de agradecimiento de la gente más humilde de las villas por la oportunidad de volver a tener un trabajo asegurado, organizarse en cooperativas, tener acceso a una asignación universal, forjar el estudio público como una herramienta imprescindible de cambio para dar la real batalla cultural que Néstor y Cristina siempre elevaban como la “más grande de las batallas”.
Sigo sin necesitar que me muestren un conmovedor video realizado en uno de ésos centros que fue matando en vida a Néstor con mentiras, persecuciones a su persona y su familia, descalificativos de los más bajos, que sólo tienen chance de ser escuchados cuando hay una ley gestada en la dictadura que permite ese desnivel de voces donde los de siempre tienen lo que a los otros les falta. La ley de medios audiovisuales encarna en Néstor y éste proceso gubernamental la voluntad de cambiar de paradigma, de empezar a desnaturalizar las cosas y dudar que no todo fue siempre así, no todo lo heredado es lo natural, mucho menos lo real.
Sigo con el mismo énfasis en oponerme que me intenten describir la oportunidad y espacio que le dió a la juventud, como nos dijo bañado en llanto un trabajador de la casa rosada.
Espero que ni se acerquen a intentar explicarme procesos emancipatorios de libros del XIX sobre la clase trabajadora, porque yo mismo ví las lágrimas incesantes de ésos obreros de carne y hueso que despedían a metros nuestros a su expositor de necesidades.
Sin más que decir, me niego también a escuchar voces de desánimo que empiezan a hablar del fin de éste proceso que Cristina va a seguir llevando adelante con la mayor de las fuerzas que una persona como ella sabe llevar. En las obligaciones ella sabe jugar y agrandarse.
Me niego a escuchar siquiera a alguien de la juventud a tirar la toalla. Eso no va a hacer rememorar a Néstor. El único camino para seguir sobre éste eje es profundizar el estudio, la militancia, la voluntad y la solidaridad que ésa gran persona supo llevar como militante político y voz de la opinión relegada y marginada.
La doble cara de la moneda nos dice que se fue un grande, como así también que debemos apoyar a otra grande para profundizar lo que tanto trabajo costó.

“De los cobardes no hay historias”, de Néstor tenemos muchas para contar.




Leandro Basanta

sábado, 9 de octubre de 2010

Reflexión de un compañero

Circuló por algunos medios de comunicación un artículo publicado en el diario El País de España. Este artículo, comienza describiendo la figura de Maradona, para luego extender esas características, por el autor elegidas, a la totalidad del pueblo argentino y, en virtud de ello, tratar de explicar parte del pasado y la actualidad argentina. Es decir, el autor inventa un principio (una analogía entre Maradona y nuestra Nación), y a partir de ello comienza a extraer razonamientos, explicaciones y justificaciones, que son igualmente inventados y peligrosamente falsos. Esa forma de razonamiento es digna de un niño.



A este procedimiento no se le puede llamar argumento desde ningún punto de vista. Desde los silogismos aristotélicos hasta los postulados del Círculo de Vienna, se sabe que a esa forma semántica y de intento argumentativo ni siquiera se le puede llamar “pensar”.



Tomemos por un momento como cierto el primer principio del autor; a saber, “Maradona es igual que Argentina”. Entonces, podríamos afirmar que Argentina es una nación que, habiendo crecido en la pobreza, llegó a ser la poseedora de la más loable virtud técnica que el mundo haya conocido. Está conclusión es también, desde luego, falsa.



Pero lo curioso es que dos periodistas argentinos se hicieron eco de ese ridículo artículo que vulnera toda rigurosidad periodística y semántica. Por un lado, Eduardo Feinmann se mostraba alegre y reputaba de “excelente” aquella publicación. Y, por otro lado, Jorge Lanata extraía como conclusión de la lectura de aquel artículo cómo Argentina se encuentra “en el culo del mundo” y cómo “se nos cagan de risa en la cara”. Es decir, un español de derecha publica un artículo con gravísimos errores semánticos y de lógica, y dos periodistas argentinos, supuestamente cultos, no se detienen a analizar la calidad de lo publicado, sino que inmediatamente lo reciben con alegría para abonar sus críticas al gobierno de turno. Y llama todavía más la atención que nunca, en ningún momento, se hayan detenido a analizar y reproducir lo que Mariano Rajoy, Manuel Rivas Barrós y Baltasar Garzón Real (por nombrar personalidades españolas) tienen para decir acerca de la actualidad de nuestro país. Menos mal que no todo el periodismo argentino trabaja de la misma manera.



Para finalizar, y volviendo a lo dicho en el artículo del diario El País, una forma argumentativa recurrente para criticar a la actual gestión de gobierno argentino es compararlo con la gestión de gobierno brasilero o chileno. Puntualmente, el artículo se queja amargamente de la pobreza en Argentina, y las consecuencias que ésta tiene, y llama a que en nuestro país asuma un gobierno serio como el que tienen Brasil y Chile. ¿Sabe el autor del artículo los índices de analfabetismo de Brasil? ¿Conoce los porcentajes de pobreza e indigencia brasileros? ¿Tiene idea de la tasa de mortalidad infantil en Brasil? ¿Tiene alguna noción acerca del acceso a la educación y salud públicas en Chile y Brasil? ¿Sabe que Argentina es el país más igualitario de todo Latinoamérica? ¿Sabe que Argentina va a crecer en el año 2010 un 9%, siendo el país de Latinoamérica de mayor crecimiento económico en el presente año? Que no lo sepa un español es perdonable. Que no lo sepan, o lo quieran negar, algunos periodistas argentinos, es lamentable y preocupante.




Darío Pino

viernes, 24 de septiembre de 2010

678 Podría desaparecer

Buen slogan, el que, sin ningún reproche, quedaría perfectamente situado en el sector “víctimas” del lado del campo nacional y popular. Pero no; me animo a decir que es potencialmente posible, complejo y hasta interesante llegar a pensar éste viraje sobre el programa con mayor contenido, fundamento, debate y ascenso exponencial en cuanto a la convocatoria del último año y medio en la sociedad Argentina.

Bien lo dicen sus conductores, 678 no aglutinó a la gente, fue por el contrario un espacio representativo donde se encauzó una masa dormida y sedada por el contexto monopolizador, acorde a los parámetros dictatoriales que hicieron posible ésta conjunción del mercado visual y torta publicitaria en muy pocas manos.

La verdad generada y omitida por éstos pocos sectores es la que sitió a la mayoría de las personas que conviven en nuestra república. Se había naturalizado, al igual que el fútbol, ese peaje-verdad donde se sostenía que “lo más democrático es que el que quiera ver que pague”.

Éste tipo de laberintos enceguecedores son los que configuraron una fachada artística al cual uno adhería por inercia. La naturaleza es sabia, al igual que el orden social, dejemos que opere, ella sola va a poner las cosas en su lugar. Nos antecede. No tenemos derecho a cuestionarla, mucho menos a intentar modificarla. Eso es pecado eclesiástico diría Bergoglio (en sintonía con la jugada demoníaca y satánica que promovía en la sociedad la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo). Curioso es a su vez que en su diccionario divino cuyo obsequio bajó de las puertas del cielo no sea pecado las violaciones a menores de edad que él y su sector saben mantener y proteger (caso Grassi entre otros tantos).

El programa que supo mostrarse en el único medio que propone la desnaturalización de lo heredado, propuso a su vez salirse del libreto, mirar las cosas desde otra perspectiva.Reevaluar los conceptos de seguridad, libertad y propiedad.

La locura del pecado no tiene fin. Su incursión en la sociedad es un tumor del que sólo se esquiva a la enfermedad cuando se lo extirpa desde la raíz. La nueva ley de medios audiovisuales de la democracia Argentina fue una invitación a romper con lo ilegítimamente heredado, a impulsar una repartición de exposiciones de opiniones diversas y contrastantes entre sí, a cambiar el paradigma y mostrar a un sector que viene peleando hace rato por éste cambio, pero se encontraba invisibilizado.


Invisibilizado por las reglas del juego donde se enmarcaban las voces que llegan desde el emisor hasta el receptor. Nos habíamos acostumbrado a eso como a tantas otras cosas. La fuerza coactiva de ésa costumbre tuvo como sustento la desaparición de 30.000 personas que estaban por demás dispuestos a hacer otra realidad, a cambiar el paradigma en torno a otra visión de las cosas, a un concepto de igualdad que va más allá de lo escrito luego de la revolución francesa.


En éste marco de la situación que nos convoca y nos hace parte de éste gran aperitivo, éste programa apareció para inquietar a los poseedores del poder real, el económico. Se metió entre ellos como un David proponiendo leves cosquilleos a ése Goliat, consolidado en la masacre más grande de nuestra sociedad. Sin embargo, la utopía se fue construyendo y dando pasos, leves pasos, citando al maestro Galeano. La utopía fue caminando y poco a poco fue generando y encauzando a todas ésas personas que no tenían un medio representativo y se sentían solas, perdiendo su identidad en un aislamiento producto del golpe colateral que genera ése poder y ésa producción unitaria de lo que se debe entender por verdad.


La ley de medios audiovisuales de la democracia está a un sólo paso de hacerse efectiva, es decir, de volverse a apropiar de una herramienta formadora de opinión y diversidad que, décadas antes, fue expropiada del derecho y posesión común de cada habitante argentino.


La nueva ley está a un paso de concretar ésa disputa de poder en donde la convicción de la lucha y voluntad inquebrantable de los sobrevivientes de ésa camada histórica setentista se situó en éste contexto preciso para devolverle a los que ya no están al menos un gesto de justicia, de sed igualitaria, de acortamiento de la brecha social…
Es por esto que, luego tal vez de efectivizarse ésta realidad que nos compete a todos y nos obliga a ser participantes activos por la vuelta hacia el “exceso de pensamiento” que tanto molestó a ése sector cobarde y asesino, tal vez 678 ya no tenga la funcionalidad que el tiempo en éste momento supo darle.


Atención, 678 podría desaparecer…











Leandro Basanta

jueves, 16 de septiembre de 2010

Reflexión de una compañera

Los jóvenes podemos decir que nos ha tocado crecer viendo una linda época del país. Linda por sobrantes motivos en los que no voy a extenderme en este escrito, pero el que quiero sí destacar es que podemos afirmar con toda seguridad que la falta de libertad no la hemos sufrido, en ningún punto, menos en la expresión. Por este y muchos motivos más tenemos que tomar el compromiso de una tarea importante, a mi modo de ver incluso apasionante, de construcción política. Esta tarea se realiza sentando bases y planteando temas de agenda, siempre manteniendo una participación activa y movilizándonos en pro de la conciencia social. Para esto tenemos como herramienta principal a la comunicación, ese nexo por el cual absorbemos y transmitimos, aquello por lo cual conocemos y damos a conocer. Pero, ¿Qué hay concretamente dentro de ese vínculo? Ciertamente hay información, acontecimientos, noticias, datos, que en este momento están siendo maniobrados para defender y salvaguardar intereses corporativos. Es lógico que siempre se vaya a perseguir o defender un determinado interés, lo grave de esto es que esa información nos llega con el falso título de “independiente”. El mensaje subjetivo está perfecto, lo peligroso es ese título, lo vuelve capcioso. Por eso tratar y ser consientes de este tema no es algo menor.



En cuanto al tema de la absorción (esa interpretación en la que juegan cuestiones tanto de gustos como de valores, creencias y lecturas sociológicas), me detengo en el análisis de la situación actual donde los medios están siendo motivo de debate intentando llevar a cabo una manipulación estratégica, cultural-política, apoyada en una centralización de la operatoria. Esto no puede ser así. Tenemos el derecho a tener medios adecuados, que sean limpios, y de poder elegir con cuál y como informarnos. Repito y aclaro:



Limpios: sin manchas de sangre (léase ADN, hijos apropiados, picana, Papaleo, Circuito Camps, Graiver…), sin concentración que coarte la pluralidad, sin profesionales condicionados, sin tendencias xenofóbicas y racistas, sin magnates relacionados con los jerarcas de la dictadura…



Que podamos elegir: sin condicionamientos, ni imposiciones, medios en los cuales poder ver la programación de nuestra ciudad; leer el diario que nos interese, no solo el que llega al quiosco del interior.. Porque estas son las realidades, esto es lo que viene pasando.



Por último elegimos informarnos: sin ser esta una palabra menor, porque si leemos solo una línea bajada de un grupo hegemónico (que intenta instalar una determinada opinión pública) no solo nos deja una visión incompleta, descontextualizada, sino que ya directamente nos desinforma, y si estamos desinformados estamos sin herramientas para el análisis. Ése es el verdadero opio de los pueblos, no el fútbol para todos ni los carnavales, ni nada parecido.



Es acá donde voy del otro lado del nexo comunicación que es la transmisión. Para continuar recalquemos que ese nexo es ilimitado, múltiple, continuo, constante, enorme, es vital. Entonces, si en esta transmisión no hay libre competencia entre grupos, si se crea con demagogia una determinada conciencia, llegamos a la conclusión que esa transmisión (que es digna en su propósito) esta siendo bastardeada, subestimada, porque es parcial, porque es monopólica, porque instala una sola línea de pensamiento al mejor estilo de régimen no democrático (algo coherente siendo que la ley que regia era de un gobierno de facto). Dado el alcance innegable que tienen hoy los medios de comunicación y su retroalimentación constante ¿Podemos permitir algo así? ¿Es justo que un medio venga a jugar con nuestra democracia, intentando debilitar un estado de derecho abarcando todo desde su mando persiguiendo sus intereses individuales? Eso es abuso del poder. A esta intención corporativa se le sumó ahora el acompañamiento del séquito político perteneciente al circo opositor.



Teniendo en cuenta lo anterior, asumamos este debate con compromiso, no como algo ajeno, sino como algo directamente relacionado con la práctica y nuestra vida cotidiana. A favor tenemos que por suerte el emisor podrá cambiarnos el mensaje, pero NO el hecho real, podrá manejar el mensaje, pero NO la cabeza de la gente.





Denise Muzzio

domingo, 29 de agosto de 2010

SOY…

Como suele suceder, cada periodo de gobierno es denominado por algún –ismo (algunos pasan a la historia y otros terminan al concluir dicho período presidencial), generalmente correspondiente al apellido del gobernante en ese momento. Así también son llamados sus simpatizantes.


Desde 2003 a esta parte transitamos lo que se conoce como Kirchnerismo. Correctamente el Ex –Presidente dijo que si se hubiera llamado López, se hubiera conocido a su gobierno y al de Cristina como “Lopezismo”, y lo que intentan los medios de comunicación con este tipo de denominaciones es borrar todo proceso de pensamiento colectivo.


¿Qué quiso decir Nestor Kirchner con esto?


Lejos está que las próximas líneas traten de encontrar una verdad última o se precien de enmarcase en un discurso socio-histórico de rigor “científico”. En sí, no serán más que el narrar de experiencias personales en la discusión diaria, la militancia y una lectura de la información circundante en los diferentes soportes comunicacionales tradicionales: Diarios, radio y Tv.


Ya son innumerables las medidas que se vienen tomando a favor de nuestro pueblo desde el 2003 hasta la fecha. Nestor Kichner en el 2004 le decía NO al ALCA junto a otros presidentes latinoamericanos, y ahora con el gobierno de Cristina se le dice NO a los monopolios mediáticos.


Todos recordamos el 2008 y los tensos meses de marzo y los subsiguientes de ese año, en que el Kirchnerismo paso a ser el enemigo número uno de la patria y el orden social, y cualquiera que lo defendiera era un militante rentado o falto de información que no sabe lo que dice. Los negros, los vagos, los que viven de planes sociales, todo eso éramos en ese entonces. Vayan a trabajar nos decían cuando te veían haciendo una pintada a favor de la 125 o volanteabas en una plaza. Allí en la calle se veía la crispación generada por los diarios que marcan agenda y la repetición constante de la tele en sus flashes informativos.


Que levante la mano quien no se haya sentido desubicado en alguna reunión familiar o con amigos al defender las retenciones como una herramienta para redistribuir la riqueza. A modo de hombre isla estábamos en soledad ante el discurso hegemónico que agitaba desde sus editoriales de Clarín o La Nación. Pero a modo de arma de doble filo el imperialismo mediático y su discurso vomitivo hizo salir de la pasividad a una cantidad importante de compatriotas de diferentes edades a manifestarse en las calles. Ya no éramos solo la militancia de la resistencia defendiendo a un gobierno y la justeza de una medida. Miles de nosotros llenamos el Congreso y otros tantos hicimos la vigilia durante la noche del “no positivo”. Luego vendría la Ley de Medios, AFJP, asginacion universal por hijo, estatización de Aerolineas. Todo eso a pesar de la derrota electoral en junio del 2009.


El Bicentenario abrió sus alamedas a millones de compatriotas que festejaron en todo el país la fiesta patria. El fantasma de la segunda y definitiva independencia ronda con más fuerza que nunca.


Ahora hay que seguir organizando en la universidad, en los sindicatos y en los barrios para conseguir la victoria en 2011. Sin miedo. Estamos haciendo lo correcto apostando a este proceso de construcción colectiva.


Si soy Kirchnerista ¿y que?


Alan Arias
Compañero de Reflexiones.

jueves, 26 de agosto de 2010

Único comunicado que va a hacer Jóvenes Reflexiones

¿Cómo es posible que el estúpido de Bonelli, la mercenaria de carrió, el panqueque de Lanata y el cómplice genocida de Aguad (quien salió en una foto de apoyo detrás del cobarde represor Menéndez) hayan salido en defensa del Grupo Clarín pretendiendo disminuir la historia opresiva de un género sólo comparable a la peor pesadilla que se pueda contar sobre las atrocidades que sufrió la señora Papaleo.
El hecho de intentar desfigurar una historia que encierra en ésta mujer una desaparición de meses y meses acompañada del más sangriento abuso, violación, torturas con picana y quemaduras que hasta hoy día conserva una de las y los miles víctimas del terrorismo cívico-militar de estado sólo encierran en nuestro humilde espacio el sentimiento más hondo de cobardía y sed de justicia real que debe seguirse aplicando en ésta hipócrita sociedad argentina que parece tener cualquier precio a la hora de cambiar convicciones que se dijeron mantener durante toda la vida. A su vez, y como contraste de ésta emoción violenta de injusticia que nos convoca a la realización de éste ínfimo comunicado tenemos que decir que, con el mismo horror que repudiamos las actitudes cobardes de éstos genocidas como así también quienes son hoy cómplices de ésta mentira, nos enorgullece que la doctora presidenta de la nación Cristina Fernández de Kirchner lleve ésta bandera de democracia real hacia el reconocimiento de quienes lucharon por la liberación de la patria sometida. el grado de emoción y memoria de éste último acto se condice proporcionalmente de manera inversa al repudio más grande para los gestores de la brecha social. y para los creyentes (como Carrió) avísenle por favor que el señor no premia éstas actitudes...todo vuelve... su lugar en la antología del llanto está reservado.

martes, 24 de agosto de 2010

Con Licencia para Matar

La historia que nos cuentan suele ser la que, con un tinte imparcial y subjetivo, llega a nosotros y nos forma, nos llena de posiciones específicas en relación a distintos temas considerados trascendentes que, valga la redundancia, tienen el poder de trascender el tiempo y ser ejes informativos y formativos de las personas que los captan, los absorben y los hacen suyos. Se logra así que las intersubjetividades se incorporen en los individuos de las distintas épocas generando así una subjetividad que tiene limitaciones y permisos propios de un contexto acotado y una cosmología característica de su mundo que lo rodea.

Soy consciente a su vez que, desgranando éstas mismas líneas, vuelco sobre el andar lo que hicieron de mí, el material según el cual, subjetivamente ( por medio de un proceso de grandes intersubjetividades propias de las épocas de cada sociedad) me fueron dando herramientas, sobre las cuales mis conceptos formados no hacen más que responder a un momento específico, a un paradigma concreto.

Justamente éstos paradigmas refieren a situaciones donde ciertos sectores luchan en base a un dominio que tiene como objetivo imponer las reglas, definir las acciones, hacer saber a la sociedad qué es válido y qué no, sobre qué tenemos que aplaudir y qué cosas defenestrar y repudiar.

Estados unidos es la potencia mundial. Y lo es juntamente por el poder de presión y coacción económica y militar sobre el resto de los países. De la misma manera y en base a un sistema lógico que tiene la finalidad de imponer cuál es la verdad sobre la que todos nosotros debemos asentar con la cabeza, escribe las normas y los permisos, los premios y los castigos, quién es terrorista y quién un valiente.

Terrorista fue según ellos el Che guevara ( por proponer una forma distinta de ver la realidad, de hacer la realidad). No suelen ser terroristas los que hacen un golpe de estado en Honduras ni sus mismas tropas en medio oriente. Ellos, por legado divino en comunicación directa con los seres sobrenaturales, tienen la obligación de autodenominarse los defensores del orden humano y corregir las situaciones que no hacen a sus intereses económicos ni políticos, mucho menos estratégicos.
Terroristas en cambio, sí son las FARC, que perjudican el andar próspero de la gente bonita afín a su idea de lo que debe ser la realidad.

Éste tipo de reflexiones llegan a nosotros, se hacen visibles en el sistema de disciplinamiento, en la educación por ejemplo, en la conformación de las estructuras de poder de los estados-nación, pero también en los responsables de informar y divulgar sus verdades, en los poderes mediáticos que van llenando los espacios de los consumidores, y poco a poco los sujetan. Éstos últimos van pensando y reflexionando a la manera que quieren los que emiten ésa información.

Mauricio Macri, en sintonía con la CÍA y los espacios de poder propios de los pequeños sectores que se esmeran en mantener y, en lo posible aumentar la brecha social entre ellos, “los elegidos” y el resto plebeyo grasa de la sociedad, designó, en recomendación de ésa misma institución al fino palacios como cara visible en la conducción de su policía, hecha para su gente, para su familia. Ellos hacen el bien. Es muy difícil lidiar con los cabecitas negras que sólo piensan en robarle a uno lo que no tienen. Posiblemente la posibilidad del progreso tocó su puerta más de una vez, pero, propios en su condición de vagos y ausentes de ambición de progreso, dejaron pasar la oportunidad y hoy en día atentan contra quienes la supieron aprovechar.
Es bueno preguntarse para quién es funcional uno acorde a sus reflexiones y decisiones en la vida. Mejor aún es intentar indagar sobre qué es realmente lo verdadero o lo falso, quiénes son los que nos hacen llegar esas reflexiones a nuestras subjetividades y nos ahorran el tiempo de pensar , preguntarse y repreguntarse.

En ésta disputa de poder los grandes medios de comunicación son los grandes formadores de opinión en la sociedad. Es lógico, la fiesta de la repetición y el voraz atormento informativo hace que uno, por más que lo intente, no pueda abstraerse de las cosas que quieren contar, que plantean imponer sobre las personas con el único fin, en verdad, de marcar la diferencia que corresponde sólo a sus intereses.
Mientras su verdad sea la emitida sus beneficios sectoriales van a estar por demás asegurados, justamente al revéz de lo que imponen y plantean hoy en día para la sociedad: La Inseguridad.

Bien dijo un periodista de “Miradas al Sur”: ¿Inseguridad para quién?.

Los papelones de Macri en su gestión como jefe de gobierno no tienen repregunta por parte de los medios que despliegan su poder y forman la agenda sobre la que la sociedad se va a volcar y a perder el tiempo.

No se escucharon muchas repercusiones de la UCEP sobre la represión hacia las personas que afeaban las lindas plazas del norte de la ciudad. Escuchamos al jefe de gobierno en varios canales y diarios hablar de su preocupación por la educación y la salud. Sin embargo, los mismos que le brindan el espacio para expresar sus preocupaciones sociales en los medios de comunicación ( que a su vez responden al mismo sector social del que Mauricio forma parte) no suelen hablar del recorte del 50% sobre el presupuesto educativo. Mucho menos hablar que en varios hospitales públicos no hay elementos esenciales como gasas o algodones para que los médicos ejerzan sus respectivas funciones.

Sí escuchamos, en contraste, la presunta persecución del gobierno nacional hacia su persona, su preocupación sobre el 82 por ciento móvil o su malestar en relación a “fútbol para todos” y las respectivas estatizaciones de aerolíneas argentinas y las AFJP.

El poder de los medios de formación sobre la opinión de los ciudadanos es tan grande y fuerte que, luego de haber perdido las elecciones de junio del 2009 y, a pesar de haber sacado a nivel país el 35% de los votos, todo ciudadano afín al gobierno se sentía sólo. Uno tenía la sensación que quedaban pocos de su mismo pensamiento. Éste sector social tenía fecha de vencimiento. El ejemplo más grande del enorme poder de los medios informativos en la sociedad es, para mí, sin lugar a dudas éste. A uno le hacían pensar cuál era la verdad del momento, hacia dónde se movía la balanza del poder. Es tan trascendente ésto que no sólo lograron meterse de lleno en el pensamiento y la subjetividad de las personas, sino que lograron generar la sensación de que uno realmente estaba sólo, muy sólo, había elegido el camino equivocado y por ende debía entregarse a la verdad que todos comentaban.


La ley de comunicación audiovisual, en sintonía con un aspecto de lo que es éste gobierno nacional, pretende dar la lucha entre los sectores de poder, reevaluar qué es verdad y qué es mentira, qué es natural y qué una construcción social, repreguntarse la cosmovisión propia de éste contexto y dar una batalla a sectores que creen creer que la voluntad divina está de su lado.



“La realidad depende del cristal con que se mire”. A ésto mismo apunta éste gobierno.





Leandro Basanta

viernes, 30 de julio de 2010

Los valores no se manchan

Hay algo con respecto al desempeño de Diego en la selección que me andaba dando vueltas por la cabeza, pero no sabía bien qué era. Tenía ganas de escribir algo al respecto, porque esa sensación tan intensa que me dejó el mundial tenía que corresponderse con algo.
Después de haber transcurrido casi tres semanas de su finalización, y después de haber oído el discurso de Diego, creo encontrarme en condiciones de deducir qué fue lo que transmitieron al pueblo argentino esos días.

Básicamente, hubo una demostración de valores indispensables del ser humano.

Todo aquel que juegue al fútbol, o forme parte de un equipo, sabe cuales son:
Compañerismo, solidaridad, perseverancia, hambre de gloria (para graficarlo de alguna manera), entre otros. Después, cuando dio el discurso, relucieron otros valores, pero primero comencemos a analizar los ya mencionados.

Antes de que comience el campeonato del mundo, eran contados los casos que se ilusionaban con el seleccionado y el que nos convenció de que nos teníamos que ilusionar fue Diego. Y él, implícitamente, sentó las bases para que ésto suceda.

¿Cuáles fueron?

Un grupo unido, inclusivo, igualitario (tenía 23 titulares según él), donde cuando alguno cometía algún error los demás lo arengaban para que no se auto-castigue por un simple error (caso Demichelis), haciendo notar el valor de representar a nuestro país, denunciando las injusticias que atentaban contra nuestros jugadores, entre otras cosas.

Ver todo esto nos generaba una gran alegría.

Ver la intensidad con que Maradona seguía los partidos desde el banco y saltaba ante alguna patada mal dada a Messi, sumado a los buenos resultados conseguidos en los primeros partidos, generó una gran ilusión.

Y si hay algo lindo en la vida es la ilusión y la alegría, factores ideales en la ecuación de la felicidad. Si uno no se ilusiona o no sueña las cosas que quiere, muy dificilmente las consiga.

Nosotros no vimos a un DT sentado en el banco de suplentes, vimos a una persona que demostró cosas esenciales, que deben estar en todas las personas. Y llevó alegría al pueblo (como decía aquel cuartetero), que después los caretas impúdicos junto a los escribas que reptan por las treinta monedas, se encargaron de quitársela.

Dio cátedra y nos hizo feliz, para mi eso fue suficiente. Pero para él no, porque una vez eliminados del campeonato siguió con sus enseñanzas, tomando ese echo como digno de un duelo, como una derrota sufrida por la patria. Queriendo, se me ocurre, dejar un mensaje propio de la doctrina de un ex presidente inmortal, donde primero está la patria.

Las bases ya estaban sentadas, seguramente faltaría ajustes tácticos, aplicables en 4 años, en el próximo mundial.

Pero la traición fue inminente. Y Diego no se quedo callado ni fue sumiso. Dijo todo lo que tenía para decir e hizo valer su la palabra. Algo realmente importante, ya que el valor de la palabra se ha perdido en gran parte por lo sufrido en la nefasta década de los `90.



Diego se pudo haber equivocado en planteos tácticos, pero los valores no se manchan.







martes, 20 de julio de 2010

Desmenuzando el cordero

Panorama dulce y complejo el que presenta la sección político-social en éstos días en la Argentina, más precisamente en la ciudad de Buenos Aires, la petit París, comandada por Mauricio “Golden boy” Macri.


Qué agregar sobre ésta figura que no hayamos dicho en otras reflexiones anteriores.
Su actitud prepotente por demás origina baches por doquier. La negligencia en su mandato combinado a la precaria defensa por las escuchas ilegales hacen de éste señor un blanco fácil y tierno, donde figuras que saben conformar la oposición y supieron en tiempos anteriores ser acérrimos defensores del actual jefe de gobierno, hoy día parecen desentenderse de la situación, volcándose grotescamente en el bloque inquisidor que hoy golpea a Macri sin asco, pidiéndole la renuncia por estar procesado. Hasta hace sólo ayer (parece mentira) las desmedidas chupadas de media hacia Mauricio (representante del sector oligárquico-dominante) eran noticia diaria en los diarios y medios de comunicación afines a sus ideas e intereses.


La hipocresía dejó de ser seria. Se mimetizó con la oposición y le pidió un poco de sus características, de sus cualidades, de sus detalles sobre las que se distinguen.
Es ésta misma oposición la que cobró fuerza en su momento con el vicepresidente Cobos, tomando relevancia a partir de una traición, de una hipocresía de frente a un modelo y un olvido para el voto mayoritario.
Es a partir de éstas cuestiones donde en jóvenes reflexiones queremos remarcar las virtudes del grupo A.
Partiendo desde esa instancia e intentando generar un hilo conductor que aúne las fracturas de la historia vemos en la comparación Cleto-Macri lo barato en su argumento, la precariedad en sus defensas y la torpeza en el accionar.
Pero, como todo hecho de la historia, no es aislado, tiene similitudes y congruencias, como así también reflejos contrarios en la realidad. Su reflejo contrario en varias áreas de la vida es el proyecto nacional encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kichner.

La ucep es el reflejo antónimo de la universalización por hijo, sumada a la política de no-represión dispuesta por el modelo.

La farsa del 82% móvil para los jubilados votando hasta hace sólo meses en contra del pago de la deuda, intentando lograr un ajuste en el bolsillo de los trabajadores y un retroceso en las batallas ganadas a lo largo de siete años, es intentar correr al gobierno desde el ahogo presupuestario. Éste intento desleal tiene su efecto contrario en el incremento desde el 2003 del 497% para la jubilación, sumando a más de dos millones de ancianos marginados con la jubilación mínima que supera los 800 pesos.

Tinelli y su show baratísimo donde las mujeres a la hora de saludar en vez de hacerlo con un beso muestran la cola ejercitada en Pilates, sumado a un aparato privado de diversos canales que arman la fiesta de la repetición constante y la censura para gente realmente valiosa que no encuentra un espacio para expresarse, tiene su contrapartida en los canales encuentro y canal 7, donde el fútbol es para todos, como la cultura y el orgullo por lo autóctono.

Recordemos que, previa votación diputados 2009 el pacto mediático-privado luego de la votación se blanqueó en el programa de Tinelli con un festejo a todo bombo, con un grito de victoria que se adelantaba a la caída del gobierno democrático.

Todos éstos factores son los que, de a poco, jóvenes reflexiones intenta desmenuzar en la disputa de poder y competencia desproporcional entre el voto de la gente vinculado a su mejoría económica-cultural personal contra el bloque oligárquico expresado en Macri.
La triste banda delincuente y trepadora opositora que se preocupa en reivindicar a la dictadura, en embarrar la causa de los hijos apropiados de noble, en llamar a la reconciliación nacional, donde según el doctor Duhalde podamos convivir en éste país “los comunistas, los socialistas, el que quiere a Videla, el que no lo quiere” expresado en la radio continental sin repregunta de parte de Magdalena Ruiz Guiñazú (ex-integrante de la CONADEP), generan un leve cosquilleo que incita a la reflexión paulatina de las escuchas ilegales, de la designación como ministro de educación de Abel Posse( durando 10 días relámpago en su cargo y siendo citado por el represor asesino Menéndez en un juicio por la dictadura) y tantos otros temas que tiñen al grupo A y sus cómplices buitres del momento.

La cobización de izquierda se encuentra en los diputados de libres del sur, quienes a su vez se sumaron a proyecto sur, gran recitador de la redistribución, que sin embargo votó en contra de la resolución 125, es decir, a favor de la sociedad rural y el PRO.

Las aguas de la confusión van decantando las impurezas y el panorama se ve más limpio y claro. Las jugadas se sintetizan en dos posturas: oficialismo u oposición, blanco o negro en determinados momentos.

Algo nos queda claro: con el “Tengo un plan” no se voltea a éste gobierno.





Leandro Basanta

martes, 13 de julio de 2010

El sentido común... de algunos

En los últimos tiempos me he dado cuenta que el denominado "sentido común" no es tan común a todas las personas.
Antes de avanzar con el análsis, tendríamos que saber a qué nos referimos cuando hablamos del tema.

"El sentido común es lo que la gente piensa a nivel general sobre un tema en particular. Es un acuerdo natural de las personas sobre algo."

Si nos basamos en el debate por la ley de matrimonio igualitario, fácilmente podremos darnos cuenta de que así no funciona.

Fundamentalmente, en este debate, por un lado se encuentran los que apoyan la postura de la iglesia, institución déspota de pisada fuerte, la cual pide "un poco de sentido común", remitiendose a los preceptos de la biblia, a dios, a adan y eva, a la familia concebida por madre y padre. Preguntándose por el qué diran.

Si para mi no existe dios, por lo menos el de la iglesia (cualquiera sea la religión). Cómo voy a tomar ésto que me dicen si para mi son inventos, cuentos que se escribieron para controlar y someter a la población. Entonces hay algo que anda mal en la definición citada al comienzo.

Y por otro lado, los que razonan en el sentido de ¿por qué no?, ¿por qué los heterosexuales sí y los homosexuales no?. Donde también se tiene en cuenta la evolución de la sociedad y la necesidad de un estado con justicia social e inclusión.

La iglesia se aterroriza pensando en qué va a pasar con la adopción de hijos que van a tener o dos padres o dos madres.
¿Cual es el problema? ¿A donde está lo catastrófico de esto?
Esto servirá para enriquecer a la sociedad, va a suceder como todo, saldrán cosas buenas como malas, como en cualquier familia.

Tambien es entendible que haya gente que no este del todo convencida, que se abstenga para opinar del tema. Pero pasa como con cualquier cambio. Todo cambio cuesta asimilarlo y por que cueste, no quiere decir que sea malo.

Hace unos 200 años, el sentido común establecia que los negros tenian que ser esclavos.

¿Qué paso?

La sociedad evolucionó y se dio cuenta de que son personas como los blancos y tenian que tener los mismos derechos.

 Asi de sencillo.

¿Son personas los homosexuales?
Entonces, ¿por qué no tienen los mismos derechos?

Para cerrar, propongo un cambio en la definición de "sentido común". Según mi criterio, debería se así:

"El sentido común es lo que distintos grupos de la sociedad (influenciada por creencias religiosas, lugar de nacimiento, y demás variantes propios de dichos grupos) piensa a nivel general sobre un tema en particular. Es un acuerdo natural propio de cada uno de los grupos sobre algo."



jueves, 8 de julio de 2010

Ahora que vuelve el "Fútbol para todos"

"¿EN QUÉ SE PARECE EL FÚTBOL A DIOS?

En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales"
Eduardo Galeano


"El fútbol es popular porque la estupidez es popular"
Jorge Luis Borges


"El fútbol es un elemento constitutivo de nuestra identidad, es decir, de nuestra cultura. Aquí nacemos y crecemos jugando al fútbol (hasta soportando fútbol aquellos y aquellas que no lo disfrutan). Como cualquier amor, como cualquier pasión, si ponemos el fútbol por delante de todo lo demás, si le damos un valor desmesurado, claro que corremos el riesgo de engañarnos y adormecernos, y perder de vista cosas más esenciales y definitivas. Pero, si eso ocurre, no es culpa del fútbol. Es culpa nuestra"
Eduardo Sacheri


Referido al "Fútbol para todos", el escritor Rodolfo Braceli opina:
"No hay que perder de vista que, desde la crítica sistemática, se le llama `gasto´ a lo que a veces es `inversión´. Cuando se habla de `la cultura´, jamás se gasta, se invierte."
 
“El Fútbol Para Todos hace a la salud de la población… Es una cuestión de pertenencia, por eso yo estoy muy feliz con que le den el fútbol a la gente... Yo diría que es una inversión, porque el fútbol para la gente que no tiene nada, es un proyecto de vida. Esa pobre gente que no tiene nada de verdad, nada de hacer dramatismo con esto. Sábado y domingo, el día de descanso del tipo, no tiene plata ni para ir a la plaza a veces. Se queda en la casa, con los hijos. Es una escena que se debe estar repitiendo en cientos de miles de hogares en este momento. Son millones de personas. Hace a la salud, porque si vos tenés un proyecto de vida, en vez de aburrimiento, el tedio y los malos pensamientos que te entran un sábado o domingo que no podés ir a la cancha porque no tenés plata, no podés darle a tu familia una satisfacción, tu hijo te pide ir al fútbol porque alguna vez quiere ir, no lo podés llevar; se lo das en casa. Desde el punto de vista humano, filosófico, político es de las cosas más importantes que se han hecho.”
Victor Hugo Morales
 
 
Podría hacer una conclusión sobre todas estas citas, pero prefiero no arruinarlas, está todo dicho.
 
 
PD: está todo bien con Borges. Ésta se la perdonamos, todos cometemos errores.
 
 

martes, 29 de junio de 2010

El sin sentido de la pasión

“Usemos la razón, como único camino hacia el conocimiento y claridad de la realidad para el humano” fue siempre el legado de las grandes elites en los comienzos de la edad moderna con climax generalizado en los siglos XIX y XX.
La pasión, desembocadura de hechicerías, encantos mágicos y sobrenaturales no puede nunca servir de puente para conocer la realidad que espera afuera al hombre, al individuo, en sus ansias de apoderamiento de esa externalidad para beneficio propio.
Camino de la razón y su cuota fríamente calculable pregonan los inquisidores de la precisión mientras tratan de desconfigurar al hombre de esos arranques con gusto animal e instintivo, esos empujes que no son propios de los pensamientos objetivos y neutros.
Tecnócratas: la neutralidad científica y precisa para llevar a cabo, de manera a-política, libre de todo tipo de intoxicación ideológica y pasional, el mejor enfoque para encaminar decisiones en beneficio a la sociedad.


Éstos promovedores de la imparcialidad rara vez suelen confundirse en favor de los pobres o de las clases populosas y mayoritarias, siempre suelen, con sus lupas y métodos propios de la civilización, trazar una marca que suele favorecer a las élites y cúpulas. De éstas personas los grupos dominantes, en beneficio de sus intereses, se preocuparon por enmarcarlos de a-políticos y distantes en las decisiones, generando, por el método pasional del hechizo y la magia, la creencia de la mayoría sobre las precisas decisiones de esos pocos.
Ésta tendencia “objetiva” tiene relación directa con las propuestas liberales vinculadas a la no intervención del estado y las propuestas del libre mercado en sintonía con la auto-regulación.


El gobierno kirchnerista con su modelo puesto en marcha desde hace 7 años procura generar lo contrario al pensamiento liberal, lo contrario a las clases dominantes. Intenta intervenir en la economía para que ésos tecnócratas dejaran de ser a-políticos en cuestiones donde, por medio de decisiones, sólo una pequeña parte salía favorecida a favor de esos dictámenes.
Propone volver al hechizo de una creencia fundada, justificada, en favor de ésos mismos relegados comúnmente denominados “la barbarie”.
Éste gobierno se pelea con pesos pesados, con poderes a los que la objetividad y las exactitudes propias de la imparcialidad nunca suelen tocar, mucho menos instigar.

Jóvenes reflexiones suele intentar interrogarse más que intentar responderse. Trata de trazar una línea que explique, sin caer en la armadura elitista de la “objetividad” cuáles son las razones de ciertas políticas y decisiones a lo largo del tiempo, los años y los contextos.
De la misma forma trata de deslizarse e intrometerse en los llamados hechizos y pósimas especulativas de sectores reducidos.


Ahora bien:¿Cuál es la razón por la cual hay un sector que, pregonando incansablemente el don de la democracia y la tecnicatura exacta se preocupa por ir totalmente en contra de éste gobierno democrático?


Tecnócrata, ese baluarte liberal bien podría ser pagar las deudas con reservas internacionales. Podría entonces la medida ser apoyada por quienes intentan hacer del liberalismo y sus recetas los medios propicios para el desarrollo social. La respuesta es sin embargo totalmente distinta. No es Pro pagar deuda nacional que antecede a éste gobierno con reservas nacionales generadas por el mismo.


Es, inevitablemente en éste punto donde nos interrogamos: ¿Tecnócrata es aquello que es funcional al sector dominante?


Es peligroso que la gente piense, más aún que la gente coma. El peligro se potencia con la universalización por hijo. Su significado se sintetiza en alimento y educación.
El pago de la deuda con reservas indirectamente significa liberar los presupuestos para generar mayor protección social, infraestructura y obra pública para la sociedad. Evitar el ajuste y, por el contrario, ganar terreno en la disputa de ganancia empresario-obrero.


Ahora, tal vez un poco más esclarecido, comenzamos a descifrar las razones de éstas luchas de poder, el significado de éstas guerras mediáticas, la preocupación galopante del sector dominante que al parecer va perdiendo, de a poco, la pósima hechicera que duerme a la mayoría en la creencia de su interés particular.



jóvenes reflexiones

lunes, 7 de junio de 2010

Los que crispan

Jóvenes Reflexiones les desea un muy feliz día a los periodistas y celebra la ocasión con un muy buen articulo de Eduardo Aliverti.




Hay que enlazar varios temas pero, si se lo hace con un poco de vocación y capacidad relacionales, la pregunta y la respuesta terminan siendo comunes a todos.



Pasados los festejos del Bicentenario, la enorme sorpresa por su convocatoria y el clima de armonía popular destacado en forma unánime (hasta por cínicos y deprimidos), cualquier recorrida por los medios de alcance masivo indicaría que el país volvió a las andadas de inmediato. Enfrentamientos, acusaciones, advertencias, agresiones físicas. Veamos una radiografía de ese clima reinstalado. Tal vez podamos extraer alguna conclusión que no es novedosa, pero sí categórica respecto de cómo se manipula la información; y de quiénes son, por lo menos, co-responsables de crear esa atmósfera de fastidio. Acaso se suponía que, después del desconcierto por la masividad de los actos patrios, era esperable una contrición de ciertas figuras y corporaciones mediáticas. Porque casi todo el mundo –aunque, naturalmente, algunos en voz muy baja– coincidió en apuntar que la participación y la alegría callejeras, de hace dos semanas, revelaron una ruptura bastante clara con el ambiente social mostrado por la prensa hegemónica. Al no haber sucedido que tal diagnóstico tuviera correlato, cabe interrogarse por los motivos de ese persistir en que todo marcha para atrás. ¿Es muy pronto y nadie es tan estúpido como para deschavar así nomás que estaba en una frecuencia sobreactuada? ¿Están encarcelados por la lógica del sensacionalismo como única vía de gran impacto? ¿No se replantearon nada de nada? ¿No creen que deban hacerlo? ¿O quizá se trate de estar cada vez más claro que esto es una batalla política, con los grandes medios dispuestos a seguir disparando con cuanto tengan a mano para defender sus negocios? Hay hechos que desencadenan una reacción obvia y no cabe esperar otra cosa, aunque uno insista en la necesidad de que lo hagan con respeto por la rigurosidad profesional. Es el caso de los hijos adoptados de la directora de Clarín, de quienes extrajeron pruebas escrupulosas para determinar si sus padres biológicos son desaparecidos de la dictadura. Ni siquiera sus propios abogados asentaron disidencias con el procedimiento, porque no tenían cómo. Sin embargo, el coro mediático y sus portavoces de la oposición hablaron de “vejamen”, “arbitrariedad”, “atropello”. En lo periodístico indefendible y en el cotejo moral más todavía –habría sido inolvidablemente digno que hubieran usado su poder para denunciar las violaciones de una carnicería militar que robó bebés–, la obstinación de Clarín en alguna parte se comprende sin llegar jamás a la justificación de la mentira.

En cambio, ¿cómo se explican títulos centrales de portada con las gambetas de Maradona para despegarse de los barrabravas que viajaron a Sudáfrica? ¿Cómo esconderían que el metamensaje, mucho más mensaje que meta, es exhibir a la patota de la concentración argentina en Pretoria como la misma del Indek? No hablamos de falsedad informativa sino de producción de sentido. ¿La noticia más importante del país llega a ser que viajaron barrabravas al Mundial, financiados por el repugnante esquema de complicidad entre el poder político y los dividendos del fútbol? ¿O es que un megagrupo mediático y afines se quedaron afuera de ese negocio, y deben aprovechar cada resquicio para endilgar lo delictivo sólo al Gobierno? Es mínimamente curioso que se acuerden recién ahora de darle cartel francés a la conexión entre hinchas violentos y establishment político-futbolero. Por las dudas, se repite: no es que no sea cierto. Es que no sucedía esta alarma periodística cuando la AFA era socia en la transmisión televisiva de los partidos.

También ocurrió un sugestivo despliegue mediático en torno de que podría ser de un agente SIDE, o de la Policía Federal, la voz anónima que advirtió sobre las pinchaduras telefónicas del macrismo. ¿Y? ¿Cambiaría ese dato la existencia de una banda de espías, jueces y policías dedicada a alojar causas truchas, y comandada –de piso– por gente muy cercana al jefe de Gobierno porteño? En absoluto. Pero sí demuestra que, además de clavar expedientes falsos, se puede plantar información irrelevante como si se tratara de descubrimientos explosivos. Esa producción simbólica se anotó igualmente en los episodios sufridos por Alfredo De Angeli y Eduardo Buzzi. Al primero le acertaron un huevazo. Al segundo le entraron en la casa de su pueblo para robarlo, más una nota que lo invita a callarse. Lo que le pasó a De Angeli se lo adjudicó al día siguiente un sindicato de la carne. Y el titular de la Federación Agraria dice que en un pueblito de 400 casas, donde se conocen todos, es incomprensible que haya sufrido ese hurto y más aún que lo invitaran a cerrar la boca. Precisamente porque se conocen todos, lo extraño sería que un grupo comando externo haya procedido así sin que nadie se diera cuenta. Ergo: lo normal consistiría en que los sucesos fueran endosados a la interna campestre porque, además, ¿cuál sería el sentido común de victimizar a Buzzi justo cuando todo lo que dice, incluyendo haberse pegado a Duhalde, le es funcional al kirchnerismo? Los medios hegemónicos, sin embargo, erigieron a los dos incidentes como producto del conflicto con “el campo”. Tienen la foto congelada. Atrasan dos años, porque ese frente se llamó a silencio gracias a que la soja, los chinos y los beneficios para el circuito ganadero y de tambos le hacen ganar más plata que nunca.

Dos más de una lista que no se agota ahí, ni muchísimo menos. La Presidenta se reunió con sus pares brasileño y uruguayo. Del encuentro con Lula surgió que las diferencias comerciales con Brasil las resolverá la vocación política de acuerdo. Y del cónclave con Mujica, del que sólo interesaba qué se haría con el corte en Gualeguaychú, brotó que la Argentina acatará lo que diga la Justicia. Ergo: si hay que desalojar el puente, se lo hará; aunque cuesta ver a este Gobierno despachando la Gendarmería para reprimir. Resultó –en la apreciación mediática dominante– que las declaraciones de los propios referentes del gobierno brasileño, minimizando los choques por las trabas importadoras argentinas, se convirtieron en que Guillermo Moreno sigue haciendo lo que le da la gana. Y las señales de arreglo con los uruguayos, para salir del laberinto Botnia, fueron resignificadas por la prensa como un retorno del oficialismo sobre sus propios pasos. Lo cual también es cierto, porque nadie debería olvidarse que Kirchner, en su momento, definió a la lucha de los asambleístas como una “causa nacional”. Pero eso no quita que, si en efecto están dispuestos a hacer lo que la misma derecha reclama (liberar el puente) para brindar signos de “madurez” política, la lectura del guiño sea un colmo gataflorístico. Si no hacen nada, es porque están presos, “como siempre”, de la extorsión de un grupejo de manifestantes. Y si tiran un centro, es porque desnudan su debilidad.

¿Quiénes son los que crispan, entonces? ¿Solamente el Gobierno, a través de las “anibaladas”, de no ir a la reapertura del Colón, del enfrentamiento con Clarín? ¿Y qué sería no crispar? ¿Cancelar la ley de medios, digamos? Hoy es el Día del Periodista. Deberíamos aprovecharlo para hacernos algunas preguntas. O para ratificar las respuestas que ya conocemos hace rato.

jueves, 27 de mayo de 2010

"Los pueblos felices..."

Todavía aparecen imágenes en mi cabeza de lo sucedido en los festejos por el bicentenario de la patria, que lo único que hacen, es aumentar mi alegría y emoción.

Imágenes que nunca se me van a borrar. Y en un futuro voy a poder contarles a mis hijos y mis nietos del acontecimiento más multitudinario y alegre de la historia argentina.

Está todo mal, dicen algunos, “en la sociedad se vive un clima de constante crispación”.
A esos les quiero decir: Yo estuve.

Yo estuve y lo único que vi fue alegría. También vi muchas familias, de Bs.As. y del interior, vi un grupo de chicos con remeras de damas gratis y otro con remeras de los redondos, intercambie algunas palabras con un señor de Palomar que trajo a su hijo a ver estos festejos. En el medio de la multitud vi un grupo de señoras mayores, que parecían que recién habían salido de la peluquería, bailando al compás del tamborín (como proponía la música). Tuve la oportunidad de dialogar con un turista inglés que, maravillado con lo que estaba viendo y un poco afligido por los cánticos dedicados a su país, me decía: “En mi país no hay ninguna fecha patria, me gustaría mucho poder sentir lo que sienten ustedes”.

Yo vi chicos y grandes, de todas las clases sociales, sin miradas de desprecio, ni actos discriminatorios, sin provocaciones, sin otra intención que compartir el sentimiento de ser argentino.
Yo vi todo esto al igual que todos los millones de argentinos que estuvieron y festejaron el cumpleaños 200 de la patria y que ahora conocen la realidad.

Yo estuve, y los que dicen que está todo mal, no estuvieron. Y si estuvieron y siguen con lo mismo, están mintiendo.

jueves, 20 de mayo de 2010

"Trapitos al sol"

La oposición repentina de a ratos pero con un gran hilo conductor desde hace mucho tiempo tiene un gran exponente principal de receta neoliberal con condimentos propios del desprestigio estatal,(pero grandes negociados con el mismo), como es el caso de la figura de Macri, quien posee un extensivo capital económico, pero un déficit demasiado grande en el área cultural.
Su déficit anterior se asemeja a la falta de inversión pública de la ciudad de buenos aires, que, tomándola como una provincia más desde el concepto de autonomía política-administrativa con representación en el congreso nacional, es peculiarmente en proporción la que menos volcó sobre el presupuesto educativo, ubicándola en el último puesto a nivel país, ( y descontando el potencial económico que posee la ciudad, inigualable en comparación a cualquier otra provincia).
Qué decir de éste emblemático exponente, autor de grandes bochornos a lo largo de su gestión en la jefatura de gobierno, con una mancha más en éste último tiempo, como es el caso que intentamos desarrollar entre éstas líneas.
Se trata de la estigmatización y persecución hacia “las mafias de los trapitos” según supo tildar en los canales televisivos y diarios afines a sus ideas.
Jóvenes reflexiones, (espacio humilde en el intento de interpretación y entendimiento), nos lleva a preguntarnos cuáles son las razones que llevan a un bloque gubernamental como es el de la ciudad de buenos aires, a realizar semejante persecución contra personas que intentan afrontar la vida a pesar de una exclusión social notable, que tiene como principal responsable a Mauricio y su cuerpo de trabajo, sin lograr éstos últimos medios propicios para incluir a éste sector relegado.
Por el contrario, culpabiliza a éstas personas como las causantes de los males ocasionados en su ciudad, la petit parís, siendo los grandes responsables de robos, negociados de droga y expositores de violencia física y verbal que atentan contra los ejemplares ciudadanos-gentlemann que pasean con sus autos importados, limpios y lujosos, por las grandes avenidas. Recorriendo y ostentando contra los demás, dejando una estela de soberbia y status social “diferencial” sobre el resto.

¿Son realmente los trapitos los responsables de la violencia y negociados sucios que existen en la prosperidad de la ciudad de Aires Buenos Aires?

¿Son capaces de generar mafias que tienen, como efecto paralelo, destruir la comunidad benévola, solidaria y respetuosa porteña?

Generalmente las personas que tienen el poder, sobre todo privado, suelen manifestarse y entregar un gran discurso casi único a la sociedad que esconde un repudio social majestuoso, un asco particular contra las personas que no llevan colores claros en el pelo ni ropa de marca, menos aún modales propios y propicios de las clases medias altas.
En Jóvenes Reflexiones notamos que los medios que posibilitan la comunicación como las empresas mismas que entregan esos comunicados, tienen un unísono de votos y dedos amenazadores contra una clase social relegada, marginada, despreciada, olvidada y encima responsabilizada por los grandes males y manejos oscuros que inquietan el vivir próspero de las personas prósperas, que saben lucir por la city-hollywood sus grandes prendas y patrimonios, producto de sus esfuerzos laborales.


¿Se puede ser tan iluso para realmente pensar que los trapitos son la clase que salió mal de fábrica, los borrachos y vagos que hay que eliminar?

No oímos hablar demasiado de los generadores de los chicos que se explotan día a día en las calles enceradas del norte de buenos aires, de los trapitos que actúan y trabajan con un dolor significativo, con un trabajo que seguramente ninguno de ellos elegiría, sino, muy por el contrario, cualquiera de ellos cambiaría por un trabajo en regla y en blanco, sin estar horas y horas afuera en la calle con un frío no sólo del clima, sino de la indiferencia y desprecio de gran parte de ésta terrible sociedad porteña. Que supo votar a Macri, que suele comprar e informarse por clarín o la nación en su defecto. Que suele llenarse la boca con un lenguaje de desprecio por ese grupo despreciado por ellos mismos. Que no se suele interrogar por los ladrones de guante blanco, los que sí realmente mueven la economía y negociados en la ciudad. Donde se suelen repartir las licitaciones de obra pública para las empresas de los padres, así queda todo más íntimo y en familia. Donde se trata de culpalizar a gente que no se puede defender para esconder los grandes problemas de hoy en día por escuchas ilegales. Donde se busca la solución que para ellos es la única viable. La represión y no planes que lleven a la incorporación de esos relegados. La clase que votó a Macri no busca una solución inclusiva porque como clase no tiene solución en sí misma.
.
Una estrategia que se suele repetir en la derecha. El fundamento de la violencia son los relegados que ellos mismos generan y piden castigo hacia ellos, golpes y violencia hacia ellos, justamente el tema que están esperando “solucionar”.

Buscan métodos coercitivos porque no los consideran ni ciudadanos ni habitantes ni personas, los consideran 2 escalones más abajo porque se auto-sitúan dos escalones más arriba.

El sistema de exclusión que provocan con gran reivindicación combinado a sus aliados en los medios monopólicos de difusión intentan generar en el receptor el pensar “que hijos de puta estos trapitos, uno encima los ayuda y mirá lo que terminan siendo y haciendo”.

Se logra así encontrar a los culpables de momento para mantener la estructura de desinterés por el relegado que pregona el Pro desde sus inicios de gestión .
Es comprensible. Viene de Macri. No podemos pedirle lo que nunca le enseñaron ni tuvo vocación por aprehender.
Muy buen intento de su parte en el argumento que nos ofrecieron.

Jóvenes Reflexiones casi cae en la trampa de pensar lo que ustedes esperaban.

jueves, 1 de abril de 2010

ELLAS

Acto masivo el de hace poco más de una semana en la mítica plaza de mayo convocado por madres de plaza de mayo y abuelas de plaza de mayo, además de línea fundadora en diferentes horarios del atardecer del miércoles 24 de marzo. Si se quiere el acto principal fue el de las 5 de la tarde, a modo de festival donde tocaron artistas comprometidos con la causa de rememorar el genocidio explícito con puntapié inicial el 24/03/76.


Las madres de la plaza generaron un doble objetivo en la hermosa cita a la memoria: el recordatorio y reinvindicación de lucha por la persecución cobarde y atroz de un aparato burocrático inconstitucional, con un plan desarrollado fría, enferma y meticulosamente con el fin de liquidar sueños de igualdad y socialismo real, sumados a un tema contextual solidario con el pueblo chileno y el pedido de aportar agua mineral, leche en polvo y pañales.

Este acto supo ser particular en varios puntos.La enorme masa que fue a la plaza es la que sabe ser afin al gobierno nacional y, en su generalidad, está de acuerdo con los temas que implican un modelo de país.Recordemos que el acto no tuvo el recorrido mediático que muchos hubieran querido que tenga, a excepción de pocos canales televisivos, diarios y programas de radio.

El ferviente apoyo de madres y abuelas de plaza de mayo para con el gobierno democrático nacional no es una cuestión pura del azar ni perfiles o personalidades que caen bien en un encuentro. ELLAS lo saben demasiado bien. Saben que mediante éste gobierno los juicios a los genocidas de civil encapuchados van a continuarse dando, por más complicada que esté la batalla con el sector conservador que pide amnistía y ruega en sus lágrimas de cocodrilo por un "bicentenario sin juicios 'políticos' ".


La juventud reflexiona sobre éstos temas tan fuertes y trascendentes, desde donde sabemos que la línea de gobierno que apoyan y mantienen las madres y abuelas, es imposible éste retorno de "reconciliación".


ELLAS saben muy bien que hoy día, y sobre todo con estos delitos cobardes de "lesa humanidad", por éste andar no van a dar marcha atrás ni retroceder, porque una de las virtudes más importantes, sino la bandera más emotiva y orgullosamente enaltecida de éste gobierno nacional y popular, con elogios de los organismos internacionales de derechos humanos y varios países como Francia y España, entre tantos otros, es justamente la gestión en ésta materia , que no se repite en américa latina. Argentina(y esto es muy importante remarcarlo) es el único país que ha sabido enjuiciar a los represores del gobierno de facto en el continente, que, por otra parte, degeneraron el modelo del bienestar "agobiante" social reemplazándolo por el del libre mercado.


ELLAS saben muy bien que, de no ser por ésta presidenta, el caso de los hijos apropiados de noble(quien en la dictadura tuvo el gran negociado de papel prensa junto a la nación, dejando la provisión de papel en sus diarios a la mitad del costo del mercado, derrumbando a las demás y marcando una monopolización a cambio de qué es lo que se titulaba día a día) ya hubiera quedado totalmente encajonado como se hizo anteriormente.


ELLAS saben demasiado bien que todo el apoyo cultural, de investigación y divulgación de los hechos ocurridos con espacios otorgados y reconstituidos (como la esma que hoy en día es el museo de la memoria) peligran en un contexto desestabilizador de la oposición por volver a ésas mismas políticas de libre mercado, las neoliberales con achicamiento del estado y sin intervención en la economía.


ELLAS saben demasiado bien y supieron el 24 de marzo de 2010, en su plaza, que el apoyo al gobierno nacional vale mucho más que un simple acto, que un sencillo gesto de acompañamiento al modelo.


La supervivencia del mismo dispone en la mesa de juego los juicios y castigos a los genocidas, la cita a la memoria, la divulgación de cultura, el afán sobre el investigar, el sueño a forjar lo que sus hijos querían llevar a la práctica. ELLAS saben que se juega ésto y mucho más.


Hebe de Bonafini dijo en el acto del 24 " fuimos paridas por nuestros hijos". Estela de Carlotto supo decir hace poco más de un mes "Cristina me recuerda a mi hija". Jóvenes reflexiones intenta pensar y rememorar, para no olvidar sino para revivir, y se pregunta:


¿Éste gobierno nacional democrático estará haciendo lo que las madres siempre tuvieron como una utopía?.


¿Éste gobierno estará cumpliendo con los sueños de sus hijos, torturados y desaparecidos de la peor manera, expropiando a sus nietos?.


¿Éste gobierno habrá gestado un intento de identidad y memoria soñado por los hijos de las madres, quienes a su vez supieron concientizarlas?.

ELLAS conocen muy bien éstas respuestas, tienen memoria,no tienen ni olvido ni perdón.


Quieren lo que éste gobierno de montoneros supo llevar a la práctica: juicio y castigo para los cobardes genocidas.


Memoria y construcción para un país socialista.






Leandro Basanta