martes, 20 de julio de 2010

Desmenuzando el cordero

Panorama dulce y complejo el que presenta la sección político-social en éstos días en la Argentina, más precisamente en la ciudad de Buenos Aires, la petit París, comandada por Mauricio “Golden boy” Macri.


Qué agregar sobre ésta figura que no hayamos dicho en otras reflexiones anteriores.
Su actitud prepotente por demás origina baches por doquier. La negligencia en su mandato combinado a la precaria defensa por las escuchas ilegales hacen de éste señor un blanco fácil y tierno, donde figuras que saben conformar la oposición y supieron en tiempos anteriores ser acérrimos defensores del actual jefe de gobierno, hoy día parecen desentenderse de la situación, volcándose grotescamente en el bloque inquisidor que hoy golpea a Macri sin asco, pidiéndole la renuncia por estar procesado. Hasta hace sólo ayer (parece mentira) las desmedidas chupadas de media hacia Mauricio (representante del sector oligárquico-dominante) eran noticia diaria en los diarios y medios de comunicación afines a sus ideas e intereses.


La hipocresía dejó de ser seria. Se mimetizó con la oposición y le pidió un poco de sus características, de sus cualidades, de sus detalles sobre las que se distinguen.
Es ésta misma oposición la que cobró fuerza en su momento con el vicepresidente Cobos, tomando relevancia a partir de una traición, de una hipocresía de frente a un modelo y un olvido para el voto mayoritario.
Es a partir de éstas cuestiones donde en jóvenes reflexiones queremos remarcar las virtudes del grupo A.
Partiendo desde esa instancia e intentando generar un hilo conductor que aúne las fracturas de la historia vemos en la comparación Cleto-Macri lo barato en su argumento, la precariedad en sus defensas y la torpeza en el accionar.
Pero, como todo hecho de la historia, no es aislado, tiene similitudes y congruencias, como así también reflejos contrarios en la realidad. Su reflejo contrario en varias áreas de la vida es el proyecto nacional encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kichner.

La ucep es el reflejo antónimo de la universalización por hijo, sumada a la política de no-represión dispuesta por el modelo.

La farsa del 82% móvil para los jubilados votando hasta hace sólo meses en contra del pago de la deuda, intentando lograr un ajuste en el bolsillo de los trabajadores y un retroceso en las batallas ganadas a lo largo de siete años, es intentar correr al gobierno desde el ahogo presupuestario. Éste intento desleal tiene su efecto contrario en el incremento desde el 2003 del 497% para la jubilación, sumando a más de dos millones de ancianos marginados con la jubilación mínima que supera los 800 pesos.

Tinelli y su show baratísimo donde las mujeres a la hora de saludar en vez de hacerlo con un beso muestran la cola ejercitada en Pilates, sumado a un aparato privado de diversos canales que arman la fiesta de la repetición constante y la censura para gente realmente valiosa que no encuentra un espacio para expresarse, tiene su contrapartida en los canales encuentro y canal 7, donde el fútbol es para todos, como la cultura y el orgullo por lo autóctono.

Recordemos que, previa votación diputados 2009 el pacto mediático-privado luego de la votación se blanqueó en el programa de Tinelli con un festejo a todo bombo, con un grito de victoria que se adelantaba a la caída del gobierno democrático.

Todos éstos factores son los que, de a poco, jóvenes reflexiones intenta desmenuzar en la disputa de poder y competencia desproporcional entre el voto de la gente vinculado a su mejoría económica-cultural personal contra el bloque oligárquico expresado en Macri.
La triste banda delincuente y trepadora opositora que se preocupa en reivindicar a la dictadura, en embarrar la causa de los hijos apropiados de noble, en llamar a la reconciliación nacional, donde según el doctor Duhalde podamos convivir en éste país “los comunistas, los socialistas, el que quiere a Videla, el que no lo quiere” expresado en la radio continental sin repregunta de parte de Magdalena Ruiz Guiñazú (ex-integrante de la CONADEP), generan un leve cosquilleo que incita a la reflexión paulatina de las escuchas ilegales, de la designación como ministro de educación de Abel Posse( durando 10 días relámpago en su cargo y siendo citado por el represor asesino Menéndez en un juicio por la dictadura) y tantos otros temas que tiñen al grupo A y sus cómplices buitres del momento.

La cobización de izquierda se encuentra en los diputados de libres del sur, quienes a su vez se sumaron a proyecto sur, gran recitador de la redistribución, que sin embargo votó en contra de la resolución 125, es decir, a favor de la sociedad rural y el PRO.

Las aguas de la confusión van decantando las impurezas y el panorama se ve más limpio y claro. Las jugadas se sintetizan en dos posturas: oficialismo u oposición, blanco o negro en determinados momentos.

Algo nos queda claro: con el “Tengo un plan” no se voltea a éste gobierno.





Leandro Basanta